El Santuario Mayachin de Zelda: Tears of the Kingdom es un homenaje a otro juego popular

06-06-2023

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom se lanzó el mes pasado y ha causado sensación en el mundo de los videojuegos. Ofreciendo a los jugadores un sistema de creación complejo e intuitivo, el juego toma lo que hizo grande a su predecesor y añade una libertad sin precedentes para abordar los desafíos según la conveniencia de los jugadores. Al igual que Breath of the Wild, muchos de estos desafíos toman la forma de los santuarios de Tears of the Kingdom. Mientras que algunos de estos santuarios sirven para que Link y el jugador se familiaricen con la habilidad Ultrahand y los sistemas de combinación únicos del juego, otros desafían a los jugadores de formas más tradicionales. Uno de estos santuarios es el Santuario Mayachin de Tears of the Kingdom, que rinde homenaje a otro juego popular adaptando las habilidades Ultrahand de Link a un desafío clásico basado en habilidades.

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom se lanzó el mes pasado y ha causado sensación en el mundo de los videojuegos. Ofreciendo a los jugadores un sistema de creación complejo e intuitivo, el juego toma lo que hizo grande a su predecesor y añade una libertad sin precedentes para abordar los desafíos según la conveniencia de los jugadores. Al igual que Breath of the Wild, muchos de estos desafíos toman la forma de los santuarios de Tears of the Kingdom. Mientras que algunos de estos santuarios sirven para que Link y el jugador se familiaricen con la habilidad Ultrahand y los sistemas de combinación únicos del juego, otros desafían a los jugadores de formas más tradicionales. Uno de estos santuarios es el Santuario Mayachin de Tears of the Kingdom, que rinde homenaje a otro juego popular adaptando las habilidades Ultrahand de Link a un desafío clásico basado en habilidades.

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom es la secuela de Breath of the Wild de 2017, un título que revolucionó la jugabilidad de mundo abierto y es considerado por muchos como uno de los mejores juegos jamás creados. De alguna manera, Tears of the Kingdom se basó en este legado y ofreció una experiencia que llega tan lejos como para desafiar el lugar de su predecesor en la cima. Aunque se han mantenido algunos conceptos, como los santuarios y la configuración principal, las habilidades Ultrahand de Link y la adición de las islas celestiales y las profundidades hacen de Tears of the Kingdom un hito altamente exploratorio y creativo en la historia de los videojuegos.

El Santuario Mayachin de Tears of the Kingdom desafía a Link a jugar al pinball

santuario

El Santuario Mayachin de Tears of the Kingdom es uno de varios santuarios que se encuentran en el Campo de Hyrule. El objetivo del Santuario Mayachin es usar Ultrahand para propulsar una pelota desde una rampa hacia un objetivo. Sin embargo, el santuario se diferencia de los demás al desafiar a los jugadores a utilizar tanto su inteligencia como sus reflejos para lograr esta tarea. También conocido como "Un dispositivo fijo", los jugadores deben usar los materiales disponibles para crear un "flipper" similar a los utilizados en el popular juego de habilidad, pinball.

El Santuario Mayachin es uno de los rompecabezas más satisfactorios de Tears of the Kingdom. Para resolverlo, los jugadores deben construir un "flipper" utilizando palos en el suelo o un arma abandonada, y luego sincronizar su activación con la energía Zonai para golpear una pelota rodante desde una rampa y alcanzar un objetivo en la pared. Completar con éxito este desafío requiere un poco de práctica, pero una vez que los jugadores golpean el objetivo, se abrirá una puerta hacia la salida del santuario. Si bien los jugadores pueden abordar este santuario de varias maneras, muchos han tenido éxito al activar su "flipper" cuando la pelota llega al penúltimo azulejo blanco mientras rueda hacia el jugador.

El Santuario Mayachin incluye un homenaje oculto a otro juego clásico

santuario

Después de completar el rompecabezas principal del Santuario Mayachin, los jugadores no deben apresurarse hacia la salida. Cuando los jugadores golpean exitosamente su primer objetivo, aparece otro en la pared del lado derecho. Para golpear este objetivo, los jugadores deben mover un panel oscilante para que no obstaculice el acceso de la pelota rodante al nuevo objetivo. Luego, utilizando el mecanismo previamente construido, los jugadores deben crear un "bate" para golpear la pelota rodante con la mayor fuerza posible hacia el nuevo objetivo, transformando el desafío similar al pinball en uno que recuerda al béisbol.

Tears of the Kingdom cuenta con 152 santuarios, cada uno ofreciendo un desafío único a los jugadores. Mientras que algunos, como el Santuario Mayachin, requieren que los jugadores demuestren una habilidad particular, muchos permiten soluciones abiertas. Aún está por verse hacia dónde puede dirigirse la franquicia The Legend of Zelda a partir de aquí, ya que Tears of the Kingdom parece haber logrado lo imposible al mejorar Breath of the Wild. Los fanáticos de Tears of the Kingdom esperan que Nintendo adapte otra característica de su predecesor en un futuro cercano, agregando contenido descargable que ponga a prueba al máximo su abundancia de herramientas creativas.