Huertos que funcionan en interiores

09-03-2021

En este artículo estudiaremos cómo se pueden cultivar hortalizas en el interior, incluso en invierno. Es importante utilizar mucha luz y agua cuando se cultivan verduras en el interior. También necesitarás un espacio luminoso que reciba al menos 6 horas de luz solar al día para obtener los mejores resultados. Estos son algunos consejos para elegir el tipo de hortaliza adecuado para cultivar en interiores:

Tomate Cherry

Los tomates cherry son unas de las plantas más fáciles de cultivar en macetas, pero recuerda que necesitan mucha luz solar y calor. Empieza llenando el recipiente con tierra para macetas, y luego planta tu plántula de tomate o las plantas iniciales a una profundidad suficiente para que sus hojas apenas toquen la superficie de la tierra. Riégalas con regularidad para que no se sequen y mantenlas en un lugar soleado, tanto en el interior como en el exterior. Dependiendo del lugar en el que vivas, puede que tengas que comprar algunos suministros más para asegurarte de que la planta se mantiene sana. Una lámpara de cultivo suele ser suficiente si la temporada de cultivo no es lo suficientemente larga como para que reciban luz solar natural. Para plantar tomate cherry en maceta, únicamente necesitas echar entre 3 y 5 tomates con suficiente espacio entre cada uno de ellos y verás como tendrás una plántula en unos días. Recuerda podar las hojas para mantener el tamaño de la planta pequeña, también puedes usar palillos de banderillas para darle la forma y altura que deseas.

to

Lechuga

La lechuga es una hortaliza resistente que crece bien tanto en el interior como en el exterior, lo que la convierte en una candidata perfecta para el cultivo en macetas. Puedes plantar semillas de lechuga directamente en el suelo, pero si quieres cultivar lechuga en macetas primero, prueba este truco: llena tu maceta con tierra y espolvorea las semillas sobre la superficie. Riégalas bien y coloca la maceta donde reciba al menos seis horas de luz solar al día. En unos cinco días desde la siembra, deberías empezar a ver brotes verdes asomando por la tierra. También puedes utilizar el tallo de una lechuga sin hojas, atravesarla con palillos y ponerla en un recipiente con agua de manera que solo la raíz toque el agua. En unos días, verás hojas de lechuga creciendo del brote inicial

le

Zanahorias

Para empezar, deberás encontrar una maceta de al menos cincuenta centímetros de profundidad. La maceta debe tener agujeros de drenaje en el fondo y debe estar hecha de plástico, arcilla u otros materiales que no se corroan cuando se mojen. A continuación, rellena la maceta con tierra que no sea arenosa ni arenosa y planta los plantones de zanahoria en el suelo. Riégalas con regularidad y abónalas mensualmente para que las hortalizas estén sanas .

Las zanahorias son una hortaliza de raíz fácil de cultivar en cualquier huerto doméstico. Puedes plantarlas en el interior o en el exterior, dependiendo de la época del año. Si siembra las semillas de zanahoria en el interior, utilice macetas de turba porque no causarán problemas con la enfermedad del "damping off", que es causada por hongos del suelo.

za

Albahaca

La albahaca es una de esas plantas que pueden cultivarse en cualquier lugar, siempre que le des una ventana orientada al sur y mucha luz solar, pero si vives en un lugar donde la temperatura baja de los 10 grados centígrados por la noche, la albahaca podría no sobrevivir. Te recomendamos comprar un foco que emita calor o una lámpara de luz UV para mantenerla viva y feliz todo el año. Es una planta bastante común de encontrar, así que la puedes comprar o sembrar semillas sobre la tierra a unos 2cm de profundidad.

al

Menta

La menta se puede utilizar como una bonita planta ornamental y tiene un montón de beneficios para la salud: es antibacteriana, antiinflamatoria y puede ayudar a aliviar los síntomas de las náuseas o los mareos matutinos. Una forma muy fácil de plantar menta es utilizando esquejes de otra planta. Sin embargo, también se pueden utilizar semillas de menta a 5cm de profundidad.

menta

Stevia

Las plantas de Stevia necesitan un entorno cálido y húmedo. Disfrutan del calor del sol y no necesitan mucha agua ni abono. La planta se ha utilizado durante siglos en Sudamérica como edulcorante alternativo sin las calorías y los carbohidratos del azúcar. Las hojas pueden recogerse y usarse en postres, tés, café y mucho más para añadir un dulzor natural sin todo el azúcar añadido La stevia también es muy fácil de cultivar. Solamente agrega semillas entre 2 y 5 cm de profundidad y podrás tener brotes en unos cuantos días

stevia

Romero

El cultivo del romero es una tarea bastante sencilla y puede realizarse durante todo el año. La planta puede cultivarse en macetas o directamente en el jardín. Siempre que el suelo esté bien drenado y húmedo, obtendrás un montón de hierbas que podrás utilizar para cocinar y hornear

romero

Papa

Tendrás que asegurarte de tener una maceta con agujeros de drenaje, tierra limpia, patatas y un buen lugar soleado. Las patatas necesitan al menos 6 horas de sol al día y mucha agua. Te recomendamos comprar una maceta con acceso a las raíces de la planta, así podrás cultivar constantemente (cada 5-10 semanas) papas sin perder la planta completa.

papa

Chile Serrano

Los chiles serranos son de crecimiento indeterminado, lo que significa que pueden necesitar algo de poda, ¡pero eso es todo! A los chiles serranos les gusta mucho el sol y el calor, así que asegúrate de que tu maceta esté cerca de una ventana o bajo una lámpara soleada. Esto aplica también si quieres plantar jalapeños

jalapeño

Perejil

Para los impacientes, basta con comprar una planta en cualquier centro de jardinería o supermercado. Si buscas algo más sostenible, intenta hacer tu propia maceta para cultivar la hierba. Por lo demás, utiliza abono orgánico y fertilizante con moderación, ¡demasiado abrumará las raíces del perejil!

perejil